29 de mayo de 2012

Góngora redivivo




Hoy se ha presentado un texto escrito por Góngora y que ha permanecido sin descubrir hasta ahora. No se trata de un poema, ni de una elucubración literaria, sino que se trata de cinco legajos con la declaración ante el tribunal de la Inquisición, acusando a un inquisidor de mantener una "pública y muy escandalosa" relación con una mujer.

Veamos el aspecto que tiene la primera página de esta declaración:

Fuente: Acción Cultural Española


No entraré a valorar cuestiones morales, lo interesante es que desde el siglo XIX no se había encontrado ningún texto de Góngora con tanta importancia. Aquí dejo la nota de prensa remitida por la Biblioteca Nacional explicando el descubrimiento.

Este documento será la guinda del pastel de una interesantísima exposición que desde el 30 de mayo al 19 de agosto conmemorará en Córdoba el 450 aniversario del nacimiento de Góngora.

Para abrir boca hasta el momento de visitar la exposición, podemos visitar la página que le dedica la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

O también podemos leer alguno  de sus poemas:

 
De pura honestidad templo sagrado,
cuyo bello cimiento y gentil muro
de blanco nácar y alabastro puro
fue por divina mano fabricado;
Pequeña puerta de coral preciado,
claras lumbreras de mirar seguro,
que a la fina esmeralda el verde puro
habéis para viriles usurpado;
Soberbio techo, cuyas cimbrias de oro
al claro Sol, en cuanto en torno gira,
ornan de luz, coronan de belleza;
Ídolo mío a quien rendido adoro,
oye piadoso a quien por ti suspira,
tus himnos canta y tus virtudes reza.

      ***

Mientras por competir con tu cabello,
oro bruñido al sol relumbra en vano;
mientras con menosprecio en medio el llano
mira tu blanca frente el lilio bello;

mientras a cada labio, por cogello,
siguen más ojos que al clavel temprano;
y mientras triunfa con desdén lozano
del luciente cristal tu gentil cuello;

goza cuello, cabello, labio y frente,
antes que lo que fue en tu edad dorada
oro, lilio, clavel, cristal luciente,

no sólo en plata o vïola troncada
se vuelva, mas tú y ello juntamente
en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.


Enhorabuena a la descubridora, la hispanista Amelia de Paz, que ha visto recompensado con este descubrimiento el ingrato trabajo de bucear en tantos textos desconocidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario