10 de marzo de 2013

Ha muerto Medardo Fraile, la escritura y la verdad

"Escritura y verdad" es el título con el que aparecieron en 2004 los cuentos completos de Medardo Fraile, con edición de Ángel Zapata en Páginas de Espuma. Esas palabras describen a la perfección la obra de Fraile. Lo único falso es que sean los cuentos completos: siguió escribiendo y publicando hasta el último momento. De hecho, horas antes de morir estaba concretando nuevos proyectos.


Fuente: Páginas de Espuma

Al comprar esta obra en la Feria del Libro de Madrid, hace unos años, lamenté con  Juan Casamayor, editor de Páginas de Espuma (que trata desde hace años de poner el género en el lugar que se merece), de la joya desconocida para la gran mayoría que es Medardo Fraile. Coincidimos en que el desprecio habitual por el cuento en España, tiene gran parte de culpa en ello.

Aquí se pueden leer las palabras que Zapata y Casamayor dedican al autor en sendos artículos sobre su muerte. 

Fue miembro de la generación del 50 (como si ser miembro de una generación significase algo), vivió la II República, la guerra en Madrid y la posguerra, hasta que, licenciado en Letras, emigró "por amor" a Glasgow. Allí fue profesor universitario, profesor emérito después, y escritor siempre. 

En sus primeros años produjo dentro del colectivo "Arte Nuevo" numerosas obras teatrales que supusieron traer a España un teatro vanguardista hasta entonces ausente en España.También escribió novela, artículos, ensayo y sus memorias ( "el cuento de siempre acabar"). También recibió el Premio Nacional de la Crítica en 1965. A este premio se sumaron otros muchos. Y muchas entrevistas.





Pero su obra fue, siempre, fiel al cuento. Un género, insisto,  minoritario en España, al que dedicó la mayoría de su tiempo. Esos relatos íntimos, tiernos, con guiños de humor, cuentos que tan poca gente conoce en España, pero cuyo magisterio reconocen algunos de los principales cuentistas actuales: Ángel Zapata, Eloy Tizón o Javier Sáez de Ibarra. 



Hace apenas un mes, acudió a Estocolmo para un encuentro en el Instituto Cervantes. Aparece lleno de vitalidad e inteligencia. A continuación puede verse ese encuentro:




Si lees alguno de sus cuentos, te convertirás en un incondicional. Avisado estás.





No hay comentarios:

Publicar un comentario