6 de marzo de 2013

Hablar con rigor

No hablar con rigor conlleva consecuencias algo molestas. O violentas.

Nos lo mostró hace tiempo Alex de la Iglesia, debutando con sus Mirindas asesinas.





Para los más jóvenes, Mirinda era un refresco habitual en la España de los años 80, que desapareció al ser comprada por Pepsi, pero que todavía se puede encontrar en el extranjero. Intentó volver al mercado español hace unos años,... pero no era lo mismo.
Como curiosidad, Mirinda en esperanto significa "admirable, maravilloso".


Ahora,  Óscar Arenas Llopis y David Galán Galindo dan forma a una idea de José Luis Cuerda sobre la necesidad de hablar con rigor.


 




No hay comentarios:

Publicar un comentario