23 de octubre de 2014

San Juan de la Cruz despedazado

Siempre me ha llamado la atención el fetichismo de las reliquias de santos. Es una ritual macabro que no deja de asombrarme por su primitivismo irracional, pero la religión es así.

Este verano leí un artículo, firmado por  José María Martín Sánchez en el Adelantado de Segovia , que me dejó fascinado. En él, se daba cuenta del despiece que sufrió el cuerpo de San Juan de la Cruz tras su muerte. El deseo de poseer una reliquia del cadáver, se tradujo en actos de necrofilia, dignos de una película gore. El título del artículo era "Del increíble viaje del cuerpo de San Juan de la Cruz (Úbeda-Segovia)" y lo dejo escaneado para estómagos poco sensibles. 

Pulsando sobre la imagen, se ampliará la misma para poder leer el texto.

Aprovecho la ocasión, para recomendar la lectura de prensa (una de mis pasiones) especialmente de la prensa local, de provincias, ajena a los temas que marcan los políticos nacionales y, por tanto, abierta a sorprendernos con textos como el anterior. Desde aquí, mi agradecimiento a esos periódicos que sobreviven  gracias a la ilusión y a un excelente trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario