17 de enero de 2012

Hoy es siempre todavía

Estos días he hablado con varias personas sobre la educación en España, y se sorprendían cuando yo afirmaba que la universidad pública está pasando a ser un reducto para los más pudientes o para aquellos dispuestos a hipotecarse (literalmente) para pagarse los estudios hasta más allá de los 40 años.

Cuando yo estudiaba en la universidad, un compañero californiano me explicó que allí lo habitual era eso, incluso había una facilidad para el pago: servir durante unos años en el ejército para compensar el gasto por los estudios. La cara de los que oíamos esto es similar a la que pusieron los que hoy son universitarios al oír hablar del plan Bolonia. Aquí os dejo una explicación clarísima en 2 partes:

1


y 2





Pero como las cosas siempre pueden empeorar, apareció la Estrategia Universidad 2015:



 Y, ojo, todo esto se refiere a las universidades públicas, de las privadas ni hablamos.

Esto es lo que padecerán nuestros estudiantes de hoy. Es decir, la secundaria mejor no para todos, el bachillerato sólo para los "excelentes" y la universidad para los millonarios o los hipotecables.
 Esta situación me devuelve a los años 80, cuando en los grafitos uno leía aquello de "el hijo del obrero, a la universidad."

Aquí está un artículo publicado el 21 de enero de 1987 (sí, 1987, no me he confundido de año) que trata sobre la huelga de estudiantes en esas fechas. ¿Os suena alguna reivindicación, dato, ... o nombre? Hace 25 años, pero como escribió Antonio Machado,   "Hoy es siempre todavía"

Menos mal que contra la manía de pensar... está Forges.




No hay comentarios:

Publicar un comentario