31 de octubre de 2012

Halloween y literatura



Desde que el hombre es hombre, el más allá ha sido motivo de atracción. La fiesta de Halloween es una mezcla de tradiciones, parte de una festividad celta el 31 de octubre para conmemorar el fin del verano y el comienzo de un nuevo año, llamada  Samhain. Los romanos adoptaron esa fiesta, pero la consagraron a Pomona, diosa de los árboles frutales.  A esa celebración traslada el cristianismo el día de Todos los Santos el 1 de noviembre, en lugar del 13 de mayo que venía siendo la fecha celebrada.

La inmigración irlandesa a los Estados Unidos en el siglo XIX llevó allí la tradición de de la fiesta de Jack-o'-lantern que se popularizó en el siglo XX.


Hoy se conmemora en todo el mundo, popularizada por el cine… pero en España la tradición es otra.

En la Edad Media se celebraban, no necesariamente en esta fecha unas macabras danzas, las Danzas de la Muerte, a las que me referí en otra entrada.




Desde el siglo XIX se ha venido representando el “Don Juan Tenorio” en todos los teatros. La tradición viene marcada por el final de esta obra, en que Zorrilla pretende mostrar la clemencia divina.



En la Noche de Difuntos, se reunen grupos de amigos para leer historias de terror, misterio, fantasmas,… así que os sugeriré algunas lecturas.

Un autor que no puede faltar es Bécquer. En otra entrada enlacé versiones dramatizadas de sus Leyendas para ser oídas a oscuras… si te atreves.

Otros autores y obras románticos son Drácula, de Bram Stoker, la novela que consagra el género de vampiros. La variante femenina es Carmilla, de Sheridan Le Fanu, que muestra uno de los primeros ejemplos de vampiresa. 

   

Fuente de las imágenes 1 y 2









Frankenstein, de Mary Shelley, nos muestra la creación de un médico obsesionado por crear vida. Es otro clásico de terror gótico.



Edgar Allan Poe y sus Narraciones Extraordinarias (El gato negro, el pozo y el péndulo, el corazón delator,…) son otros clásicos que todo buen lector debe saborear. 


De Gran Bretaña, Robert Louis Stevenson,  El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde (1886),  de Arthur Conan Doyle, El sabueso de los Baskerville, de Oscar Wilde El fantasma de Canterville, o El retrato de Dorian Gray.




¿Quieres más propuestas?Otra vuelta de tuerca (1898) de Henry James,  Gaston Leroux  con  El fantasma de la ópera, La leyenda de Sleepy Hollow (1820) de Washington Irving, los relatos de Guy de Maupassant, El hombre de la arena (1816) de E.T.A. Hoffmann y finalmente un par de obras de

¿ Y antes del siglo XIX no había relatos que hablen sobre la muerte? Por supuesto que sí, La Divina Comedia de Dante, Hamlet, Romeo y Julieta, ...

 Pulsa la Imagen de Hamlet y Yorick si quieres oír su conversación

Y en el siglo XX también tienes obras que tratan sobre la muerte, aunque no con la intención de dar miedo: Bodas de Sangre de Lorca, La muerte de Virgilio de Hermann Broch, Cinco horas con Mario de Miguel Delibes, ...


 El cortijo de los Frailes (en la imagen superior, tomada hace un par de años) fue el lugar donde se desarrolló la historia real en que se basa Bodas de Sangre.

Por supuesto, muchos estarán pensando en  Harry Potter y las reliquias de la Muerte, Crepúsculo, Anne Rice, ... pero, ¿por qué la narrativa española tiene tan poca tradición el género fantástico?

Puedes ver el especial Halloween que RTVE emitió en Página 2.

Y ahora, ¿te atreves a buscar en la biblioteca alguna obra de terror para leer esta noche,... o te da MIEDO...?

No hay comentarios:

Publicar un comentario