4 de octubre de 2012

Vuelta al blog...

  Tras unos meses sin publicar  por estar ocupado en otros menesteres ( de alguno tendréis noticias próximamente), regreso tras el tirón de orejas de mis alumnos. En estos meses ha habido varias cuestiones que reseñar:

- Siguen los recortes en educación, aumentando el número de alumnos por grupo y reduciendo el número de profesores, ... lo que obviamente no mejora ni mantiene la calidad educativa. Hoy mismo me ha llegado el rumor de que algunas facultades universitarias no van a realizar exámenes parciales... por falta de presupuesto para fotocopias. 

- Sobre nuestras cabezas ( las de todos, profesores, alumnos, padres y sociedad en general) pende la amenaza de una nueva ley de educación (ojo al nombre, "Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa". Ahora relee el punto anterior). Si esta ley se aplica, hará retroceder 50 años en el sistema educativo, mientras la sociedad sigue en el siglo XXI, creando una profunda división en la sociedad: los que pueden pagarse unos estudios y los que serán enviados a la trituradora de la mano de obra barata sin remisión.  Por supuesto, en la elaboración de la ley no se ha contado con las personas que saben de educación, salvo por un correo electrónico al que enviar sugerencias (¿?). Avisados estamos de lo que se nos viene encima si no lo evitamos.



La Fuente (con mayúscula) es Forges.

Entre tantas malas noticias, una alegría: este verano hemos lleagado a las  20.000 visitas. Gracias a todos. Para celebrarlo, sonriamos con  Les Luthiers y su visión de la juventud.




4 comentarios:

  1. Cuando una ley educativa se percibe como una amenaza, poco queda por decir...
    Esperemos que no nos duela demasiado, aunque los verdaderos perdedores serán nuestros hijos y nietos.

    ResponderEliminar
  2. Resulta dolorosamente claro. Aunque los peores ciegos son los que no quieren ver. Un saludo y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Javier. Que no nos falte el ánimo porque lo que tenemos por delante es demasiado importante. Un abrazo y a ver si nos vemos pronto.

    ResponderEliminar