12 de abril de 2011

Música

Después de una temporada ajetreada dedicado a otros menesteres informáticos, retomo el blog para endulzaros los oídos.

En primer lugar, un vídeo que me envía una amiga con un niño de 3 años convertido en el Herbert von Karajan del siglo XXI. Dirige con entusiasmo y precisión el 4º movimiento de la 5ª Sinfonia de Beethoven. Observad que no sigue la música, sino que se adelanta a ella.



 


Aquí va otro vídeo, en este caso de Los Fresones Rebeldes tocando el himno que se escucha en muchos claustros: De profesión, Profesora.
Desde luego, por humor, que no sea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario